Ofensiva israelí en Gaza es una aniquilación: MSF.

news

Reportero A7 | 13 de Junio de 2024 a las 20:59

Gaza. - "Después de casi ocho meses de esta guerra, las mujeres, niñas y niños son las principales víctimas. Hoy en Gaza, toda la población está al alcance de las bombas, los disparos y los bombardeos de tanques. Cualquiera puede morir", afirma Caroline Seguin, responsable de programas de emergencia de Médicos Sin Fronteras en Gaza.

Desde principios de junio, más de 800 personas han muerto y más de 2,400 han resultado heridas en intensos bombardeos y ofensivas terrestres de las fuerzas israelís en la Franja de Gaza, según las autoridades sanitarias; estos horribles ataques han causado un dolor y un sufrimiento inaceptable e ilustran el claro desprecio por las vidas palestinas, señala un comunicado de Médicos Sin Fronteras (MSF).

En las últimas semanas, numerosas ofensivas militares han provocado recurrentes afluencias masivas de víctimas en las instalaciones médicas apoyadas por MSF en Rafah y la zona media de Gaza. MSF hace un llamado a Israel para que detenga inmediatamente estas masacres. También hacemos un llamado a los aliados de Israel, incluidos Estados Unidos, el Reino Unido y los Estados miembros de la Unión Europea, para que hagan todo lo que esté a su alcance para influir en Israel y así detenga los ataques contra civiles e infraestructura civil en Gaza.

Según las autoridades sanitarias locales, sólo el 8 de junio murieron 274 personas. Ese día, más de 60 pacientes gravemente heridos, incluidos niños inconscientes, fueron derivados al hospital Nasser, apoyado por MSF. Mientras tanto, en el hospital de Al Aqsa, los equipos de MSF asistieron a un personal médico que recibió a 420 heridos y 190 muertos, de nuevo con muchos niños entre las víctimas. "Los pacientes ingresados presentaban las características propias de los impactos cinéticos intensos: desmembramientos, traumatismos graves, quemaduras y fracturas abiertas", señala el comunicado.

"¿Cómo puede considerarse una operación militar conforme al derecho internacional humanitario la matanza de más de 800 personas en una sola semana, incluidos niños pequeños, y la mutilación de cientos más? No podemos seguir aceptando la afirmación de que Israel está tomando 'todas las precauciones'; esto no es más que propaganda", afirma Brice de le Vingne, responsable de la Unidad de Emergencias de MSF.

A principios de la misma semana, Israel bombardeó repetidamente las denominadas zonas seguras, campos de refugiados, una escuela y múltiples almacenes humanitarios, las cuales habían sido registradas formalmente como zonas de desconflicción por las fuerzas israelíes. Los intensos ataques del 4 de junio en la zona central de la Franja causaron al menos 70 muertos y más de 300 heridos, en su mayoría mujeres y niños, que fueron trasladados al hospital Al Aqsa, al que brinda apoyo MSF, con quemaduras graves, heridas de metralla y fracturas.

“Desde octubre (y ciertamente incluso antes), la deshumanización de la población palestina ha sido una característica distintiva de esta guerra”, explica de le Vingne. “Frases hechas como ‘la guerra es fea’ actúan como anteojeras ante el hecho de que niños demasiado pequeños para caminar están siendo desmembrados, eviscerados y asesinados”.

Estos ataques son los últimos de una amplia letanía de atrocidades e ilustran el tipo de guerra que libran las autoridades de Israel. Israel y sus aliados han demostrado en repetidas ocasiones que no existe un punto de inflexión ni una línea roja en esta violencia. Los ataques conocidos ahora como la masacre de la harina, la masacre de las tiendas de campaña; o el asesinato de cooperantes y sus familias, la aniquilación de hospitales y del sistema sanitario en general, no han dado lugar más que a débiles declaraciones diplomáticas, palabras vacías y una pasmosa inacción.

El 10 de junio, refiere la organización, se aprobó el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una resolución presentada por Estados Unidos y que exigía un alto el fuego y el suministro sin restricciones de ayuda humanitaria. Este alto el fuego y el suministro de ayuda que lo acompaña deben facilitarse ya y, a diferencia de resoluciones anteriores y similares, aplicarse con efecto inmediato. No hacerlo costará más vidas y será una mancha más en la conciencia colectiva.

En contra de los reiterados comunicados públicos de las autoridades israelíes, la ayuda humanitaria ha sido denegada o gravemente obstaculizada desde octubre. La falta de suministros y equipos médicos esenciales y los retrasos burocráticos por parte de las autoridades israelíes a la hora de conceder la autorización de seguridad y suministro para establecer hospitales de campaña han hecho casi imposible prestar siquiera asistencia sanitaria básica. "Los hospitales de campaña son únicamente necesarios porque el sistema sanitario de Gaza se ha desmantelado sistemáticamente; no pueden sustituir en modo alguno a un sistema de salud sólido y funcional".

Más de 37.000 hombres, mujeres y niños han muerto en Gaza y más de 84.000 han resultado heridos, según el Ministerio de Sanidad, finaliza el comunicado. La resolución del Consejo de Seguridad de ayer debe aplicarse sin demora: no existen zonas seguras en Gaza, no se respetan los principios del Derecho Internacional Humanitario y se impide sistemáticamente la ayuda humanitaria. Debe producirse un alto el fuego inmediato y duradero, y debe permitirse la entrada a gran escala de ayuda humanitaria sin restricciones.

INFORMACIÓN: crónica.com




Noticias Destacadas

Celaya con diez nominaciones Lo Mejor de Guanajuato

Celaya;Gto.-Por primera ocasión Celaya recibió 10 nominaciones en los premios "Lo Mejor de Guanajuato" 2024, que representan un reconocimiento al a...

Últimas noticias

¿Quieres ver mas noticias? búscalas en nuestro sitio: